CALMANDO EL TRÁFICO

 

El término Control de Tráfico se refiere a la implementación e instalación de medidas para reducir la velocidad de los vehículos y disminuir su uso, en interés de la tranquilidad y bienestar de conductores y peatones.

El objetivo principal del Control de Tráfico es preservar la seguridad en calles y avenidas, aumentando la calidad de vida. Al reducir la velocidad y el volumen del tráfico a niveles aceptables, también disminuyen los accidentes, colisiones, el ruido, la vibración y la contaminación.

El Control de Tráfico involucra cambios en la alineación de las calles, instalación de barreras y otras medidas físicas que favorecen el cumplimiento de dicho objetivo, tales como los Radares Medidores de Velocidad o los Dispositivos Reductores de Velocidad.
En Europa, se ha utilizado desde hace varias décadas con gran eficacia, y en las comunidades de toda América del Norte se ha demostrado que es la forma más eficaz de reducir el exceso de velocidad en calles, avenidas y carreteras, para evitar los accidentes de tráfico y prevenir muertes.

100

 

RESULTADO: UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA

La experiencia implementando nuestras Soluciones de Control de Tráfico, respalda su efectividad al disminuir tanto el número como la gravedad de los accidentes vehiculares. Los Radares Medidores de Velocidad y los Señalamientos de Mensajería Dinámica han demostrado ejercer cambios positivos en el comportamiento de los conductores, favoreciendo que reduzcan su velocidad mientras manejan.
Las soluciones físicas, tales como Mesetas y Cojines de Desaceleración o Reductores de Velocidad, obligan a los automovilistas a manejar con precaución y les permiten reaccionar ante situaciones inesperadas, como un niño que sale corriendo, adultos mayores o ciclistas.

Municipal_5371-sp100

 

Solicita una cotización

Los campos marcados con un * son requeridos