CIFRAS Y DATOS

 

LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO EN EL MUNDO

De acuerdo con la OMS, cada año mueren cerca de 1.25 millones de personas a nivel mundial, por accidentes de tráfico. Entre 20 y 50 millones de personas sufren traumatismos que no ponen en riesgo su vida, y a su vez, una parte de estos, padecen alguna forma de discapacidad.
A pesar de que los países de ingresos bajos y medianos son dueños de, aproximadamente, el 50% de los vehículos del mundo, se producen en ellos más del 90% de las muertes relacionadas con accidentes de tránsito. Las tasas más altas se observan en los países de ingresos bajos y medianos de África y del Oriente Medio. Incluso en los países de ingresos altos, las personas de los estratos pobres tienen más probabilidades de verse involucradas en accidentes de tránsito.
La mitad de las personas que mueren por esta causa en todo el mundo son los llamados usuarios vulnerables de la vía pública, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas.
Si no se aplican medidas para evitarlo, se prevé que de aquí a 2030 los accidentes de tránsito se conviertan en la séptima causa de muerte, causando 1.9 millones de muertes al año.

El 48% de las muertes que se producen en el mundo por accidentes de tránsito, ocurren en personas de entre 15 y 44 años. Sin mencionar que los accidentes vehiculares son la causa principal de muerte del grupo de 15 a 29 años.
Desde una edad temprana, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en accidentes de tránsito. Los hombres son las víctimas de unas tres cuartas partes (73%) de las muertes por accidentes vehiculares. Entre los conductores jóvenes, los hombres menores de 25 años tienen el triple de posibilidades de perder la vida en un accidente de tránsito, que las mujeres jóvenes.
Las lesiones causadas por el tráfico ocasionan pérdidas económicas considerables para las víctimas, sus familias y el sector público en general. Se producen pérdidas a consecuencia de los costos del tratamiento (incluidas la rehabilitación y la investigación del accidente) y de la pérdida o disminución de la productividad (por ejemplo, en los sueldos) por parte de quienes resultan muertos o lastimados, y para los miembros de la familia que deben destinar tiempo del trabajo o la escuela, para atender a los lesionados. Hay pocas estimaciones mundiales de los costos de las lesiones, pero investigaciones indican que este tipo de accidentes, cuestan a los países aproximadamente un 3% de su producto interno bruto, y que la cifra puede elevarse al 5% en algunos países de ingresos bajos y medios.

EL PAPEL DE LA VELOCIDAD

El aumento de la velocidad promedio, se relaciona directamente con la probabilidad de que ocurra un accidente de tráfico y con la gravedad de las consecuencias del mismo.
El riesgo de que un peatón adulto muera tras ser atropellado por un automóvil es de menos del 20% a una velocidad de 50 Km/h, y de cerca del 60% a 80 Km/h.
El límite de velocidad de 30 Km/h puede disminuir el riesgo de accidentes y se recomienda en zonas frecuentadas por usuarios vulnerables de la vía pública (por ejemplo, las zonas residenciales y los alrededores de las escuelas o universidades).
Además de reducir los traumatismos por accidentes de tránsito, circular a una velocidad baja puede tener otros efectos positivos sobre la salud; por ejemplo, la disminución de los problemas respiratorios relacionados con las emisiones contaminantes de los vehículos.

LA SITUACIÓN EN AMERICA LATINA

La recolección de datos de accidentes en los países de América Latina y el Caribe no es homogénea. Mientras algunos países realizan un seguimiento de la recuperación de los heridos, de manera que las cifras de fallecidos que se publican al final de cada año incluyen el total de las víctimas mortales por accidentes vehiculares, ya sea en el lugar del siniestro o durante su hospitalización; otros países tan sólo recogen datos de fallecidos en el lugar del accidente o durante las siguientes horas.
Las principales causas de percances en América Latina, son atribuibles a la ignorancia de los reglamentos y normas de tránsito, señales de seguridad vial insuficientes o por carecer de la mínima educación vial.
La inseguridad vial en América Latina provoca cerca de 130 mil muertes al año, unos 6 millones de heridos y centenares de miles de personas con alguna discapacidad.
En materia de seguridad vial, América Latina ocupa el tercer lugar del ranking mundial de las regiones con las tasas de mortalidad más altas por accidentes de tráfico.
La seguridad vial se convierte en un problema de gravedad creciente, tomando en cuenta que existen estimaciones que indican que, en los países de América Latina y el Caribe, entre el año 2000 y el 2020, el número de víctimas mortales por el tráfico crecerá un 48%.

EL CASO DE MÉXICO

México se ubica por debajo de la media entre los países de América Latina y el Caribe, con un aproximado de 13.7 víctimas por cada 100 mil habitantes.
Durante el año 2014, en México se registraron 378,240 accidentes de tránsito terrestre en las zonas urbanas del país.
El 1.1% de los accidentes de tránsito registrados corresponden a accidentes fatales, registrándose 4,708 víctimas mortales.
El 33.9% de las víctimas mortales se registró en la intersección de vialidades; en tanto que el día de la semana que presenta mayor incidencia es el domingo con el 22.9% de víctimas, en segundo lugar, el día sábado con 19.2% y, en tercer lugar, el lunes con 13.6%; estos 3 días concentran el 55.7% de las víctimas que fallecen in situ. El horario con el mayor porcentaje de personas fallecidas es entre las 18:00 y las 20:59 horas y representa el 18.7%, en segundo lugar, se observa el rango de 21:00 a 23:59 horas con un 16.2%.
Por otra parte, el 43.5% de las víctimas mortales corresponde a los conductores de los vehículos involucrados.
El accidente que presenta el mayor número de víctimas mortales, con un porcentaje del 22.6%, es la colisión con peatón, es decir, los atropellamientos, al haber ocasionado 1,063 personas fallecidas. Seguido de la colisión con vehículo automotor, es decir, aquellos eventos viales en los cuales se impactan dos o más vehículos, en donde se registraron 1,045 decesos en todo el país, lo que representa un 22.2%; asimismo, los tipos de accidente por volcadura, colisión con objeto fijo y colisión con motocicleta presentan en suma el 38.5% de las víctimas mortales.

 

Fuentes:
- “Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2015”, publicado por la Organización Mundial de la Salud.
- “Estadística de Accidentes de Tránsito Terrestre en Zonas Urbanas y Suburbanas”, publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
- “Avances en Seguridad Vial en América Latina y el Caribe 2010-2012”, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

 

Solicita una cotización

Los campos marcados con un * son requeridos